Seleccionar página

Las organizaciones sindicales ACEB y Asefinco titulares de la Convención Colectiva de Trabajo de Bancamia , denunciamos ante la dirección del banco que hace casi un año nos reunimos con la presidenta María Mercedes Gómez Restrepo para expresar nuestras preocupaciones por el deterioro de las relaciones obrero patronales que se presentaban en Bancamia, originadas en una serie de prácticas de la empresa constitutivas de violación a los derechos legales y convencionales de los trabajadores como también relacionadas con la sistemática campaña adelantada por la empresa que dirigen tendiente a violar el derecho de asociación sindical.

Lamentablemente debemos constatar que las circunstancias entonces descritas en lugar de mejorar se han intensificado, las cuales presentamos en la siguiente comunicación:

Bogotá, marzo 24 de 2017

Doctora
MARIA MERCEDES GOMEZ RESTREPO
Presidente
BANCAMIA S.A.
Ciudad.

REFERENCIA: Violación al derecho de asociación y la Convención Colectiva de Trabajo.

Cordial saludo,

Hace casi un año nos reunimos con usted para expresarle nuestras preocupaciones por el deterioro de las relaciones obrero patronales que se presentaban en Bancamia, originadas en una serie de prácticas de la empresa constitutivas de violación a los derechos legales y convencionales de los trabajadores como también relacionadas con la sistemática campaña adelantada por la empresa que usted dirige tendiente a violar el derecho de asociación sindical.
Lamentablemente debemos constatar que las circunstancias entonces descritas en lugar de mejorar se han intensificado, las cuales pasamos nuevamente a describirlas así:
PRIMERO: ACEB junto con la organización sindical Asefinco, el día 28 de septiembre de 2015, firmaron la Convención Colectiva de Trabajo vigente en Bancamia, la cual consta de 27 artículos distribuidos en cuatro capítulos.

SEGUNDO: Desde abril del año 2013, fecha en que las dos organizaciones sindicales mencionadas hicieron su presencia en esta empresa y empezaron a contar con afiliados, Bancamia inició una política de persecución sindical contra los dirigentes sindicales y también contra los afiliados a los sindicatos, así como una campaña de descrédito contra los sindicatos.

TERCERO: La campaña de persecución sindical contra los dirigentes y afiliados, como puede evidenciarse en las referencias que adelante enunciaremos, consiste en que una vez el trabajador opta por ser dirigente sindical, se inicia contra él una persistente estrategia de amedrentamiento a través de continuas llamadas a descargos y sanciones de carácter disciplinario. Estrategia que transforma una situación en la que los trabajadores antes de pertenecer al sindicato eran bien reputados laboralmente por la empresa y después de afiliarse sindicalmente son puestos en la falsa condición de malos trabajadores en la que su trabajo sufre desvalor o reproche y se les pretende disciplinar por todo.

CUARTO: La decisión de Bancamia de sancionar con suspensión de su contrato de trabajo de manera repetida a los dirigentes sindicales, argumentando razones poco sustentadas, no demostradas o absurdas, con el propósito de acorralarlos económicamente haciendo inviable su permanencia en la entidad.

QUINTO: La violación a lo establecido en la convención colectiva de trabajo vigente, referente al procedimiento disciplinario el cual obliga a que se tenga en cuenta unos términos dentro de los cuales es posible o no llamar a diligencia de descargos a un trabajador, proferir definición respecto de la misma y la necesidad de acompañar la comunicación con la que se cita al trabajador de las pruebas en las que funda la empresa su imputación. Temas que procuran garantizar el derecho constitucional del debido proceso y la defensa y que repetidamente como se dijo ignora la empresa con el ánimo de mantener a los dirigentes sindicales bajo presión y mandar de paso un mensaje a los potenciales afiliados de zozobra y temor respecto de la posibilidad de pertenecer al sindicato, con lo cual se obstruye evidentemente el ejercicio libre y tranquilo del derecho de asociación y se crea un ambiente de constreñimiento que persigue que la masa de trabajadores deje de observar la alternativa de ejercer el derecho constitucional de asociarse.

SEXTO: La modificación de las condiciones contractuales y laborales de dirigentes sindicales, con las cuales se les desmejora sus ambientes y sus condiciones de trabajo, con el ánimo de aburrirlos, disminuir sus ingresos, romper sus ambientes familiares e inducirlos al retiro. Lo cual se evidencia en ocasiones en traslados de los lugares en los cuales deben desarrollar su trabajo, el cambio de funciones, las objeciones a los proyectos de crédito por deficiencias mínimas con el ánimo de hacer creer que el dirigente no cumple con el mínimo de exigencias en materia de metas comerciales, o la calidad de las carteras de clientes que deben atender y por las cuales según la colocación de créditos son bonificados, lo que recorta de forma drástica los ingresos económicos de los dirigentes y los afiliados.

SÉPTIMO: La obstrucción a los dirigentes sindicales para que puedan desarrollar su actividad laboral en condiciones normales, referido lo anterior en la decisión de algunos representantes de la empresa, gerentes, de demorar la aprobación de los créditos colocando trabas por fuera de lo que establecen los manuales respectivos, traslados de clientes representativos en las carteras de algunos dirigentes sindicales a otros trabajadores sin razón alguna.

OCTAVO: Despidos de dirigentes sindicales pertenecientes tanto a la junta directiva nacional como algunas seccionales de las organizaciones sindicales a través del levantamiento de su fuero, algunos de ellos despedidos a pesar de padecer de delicadas condiciones de salud las cuales habían sido reportadas a la empresa.

NOVENO: Estrategia jurídica para la contención y liquidación del sindicato expresada en las constantes pretensiones de levantamiento de fuero sindical, con las cuales se procura de un lado mantener un estado de intranquilidad y amedrentamiento entre los dirigentes, los afiliados y los trabajadores y de otro se trata de debilitar al extremo los pocos recursos económicos del sindicato, acorralándolo hasta inmovilizarlo. En la actualidad cursan proceso de levantamiento de fuero contra dirigentes en Neiva, Bogotá, Medellín, Córdoba, Magdalena, Cundinamarca, entre otras y han sido objeto de despido más de 5 dirigentes sindicales.

DÉCIMO: La estrategia jurídica de Bancamia conducente a generar entre los trabajadores, los afiliados y los dirigentes sindicales la percepción de la inseguridad jurídica referente a la estabilidad que la ley le confiere a las personas que pertenezcan en condición de miembros de una junta directiva del sindicato, todo lo cual se expresa en la deliberada actitud de la empresa de despedir a compañeros que han actuado como integrantes de la comisión negociadora o que han sido elegidos para integrar las juntas directivas de los sindicatos o han tenido la doble condición de socios fundadores del sindicato y elegidos como directivos.

ONCE: La actitud amenazante y arrogante de representantes del banco en su condición de gerentes zonales o de oficina tendiente a impedir que los representantes sindicales puedan ejercitar su papel o dirigidas a constreñir abiertamente a los trabajadores para que no hagan uso de su derecho de asociación o para que dejen de hacerlo, lo cual se ha expresado en las diligencias de descargos en las que los mencionados funcionarios impiden la vocería de los dirigentes o la condicionan al querer del banco y de otro lado se constata en las reuniones con trabajadores en las que los mencionados funcionarios expresan el llamado a que quienes lo estén dejen de estar afiliados o plantean que uno de sus propósitos es el de impedir que exista la organización sindical.

DOCE: La arbitrariedad expresa negando derechos de carácter constitucional, legal o convencional a algunos trabajadores determinada por su condición de dirigentes sindicales y que se expresa en la negativa de permisos para asistir a citas médicas, para optar licencias por calamidad, exigencia a laborar largas jornadas a pesar del conocimiento que algunas personas son cabeza de familia con responsabilidad con sus hijos menores, negación de permisos para llevar a sus hijos a citas médicas.

TRECE: Campaña de deterioro de la imagen de los dirigentes sindicales a través de una práctica de deslealtad procesal consistente en la fabricación de pruebas de manera ilegal induciendo a clientes, utilizando fuera de contexto grabaciones de los mismos o redactándole testimonios que les colocan a firmar sin que ellos conozcan el contenido, informes de auditoría que no registran la realidad histórica por la que se juzga al trabajador.

CATORCE: Campaña de descrédito contra el sindicato adelantada por gerentes zonales o de oficina a través de la cual se les expresa a los trabajadores que el sindicato no tiene razón de ser y que la pertenencia al mismo no sirve toda vez que los derechos de los trabajadores pueden lograrse también a través del Plan de beneficio.

QUINCE: Existencia de un Plan de beneficios con el cual Bancamia pretende contener la acción sindical e impedir el crecimiento del sindicato. Plan de Beneficio que fue creado y que actualiza Bancamia irregular, ilegal e ilegítimamente.

DIECISIES: A la fecha llegan aproximadamente a cincuenta el número de diligencias de descargos con sanciones que se han consumado contra los dirigentes sindicales y a pesar que el sindicato recurrentemente ha solicitado al banco el cambio de actitud y la construcción de un ambiente tranquilo de relacionamiento obrero patronal caracterizado por el dialogo social, esto no ha sido posible. Cursan en el país querellas y quejas ante el Ministerio del Trabajo por esta situación y se han proferido algunos fallos contra Bancamia.

Los anteriores hechos nos permiten afirmar que Bancamia ha incurrido en conductas que atentan contra el Derecho de Asociación, la libertad sindical, por el incumplimiento sistemático de la CONVENCIÓN COLECTIVA, así como la discriminación sindical que se está llevando acabo.

Lo anteriormente dicho lo podemos sustentar en los permanentes llamados a descargos y sanciones de que ha sido objeto el compañero Luis Harvey Fajardo Alarcón presidente de la seccional ASEFINCO en Neiva y todos los dirigentes seccionales de esa ciudad. También los despidos realizados contra los dirigentes Carolina Moreno, Claudia Vásquez, Sandra Quesada, Carolina Muñoz, Luis David Espitia.

Así mismo fueron despedidos los dirigentes sindicales de la seccional Caucasia a pesar que el Banco fue notificado legalmente del nombramiento de los mismos en la junta directiva, igual situación sucedió con la compañera Carolina Echeverry dirigente sindical de la ciudad de Pereira. También el compañero Oscar Avila integrante de la junta nacional se le negó reiteradamente la posibilidad de acudir a cita médica con su hija pretextando el banco que había hecho críticas al manejo administrativo de la sucursal, situación similar sucedió con el dirigente Cristopher de la oficina Líbano.

También en ciudades como Fundación, Líbano, Guaduas, Girardot y Bogotá entre otras contra los dirigentes sindicales el banco ha pretendido utilizar pruebas pre constituidas de manera irregular e ilegal, así mismo en Neiva, Bogotá, Costa Caribe, Córdoba y el Valle del Cauca los dirigentes sindicales han sido injustamente trasladados de sus funciones se les ha desmejorado sus condiciones laborales o han sido víctimas de discriminación y amedrentamiento por su condición sindical. En BANCAMIA por determinación de usted, se volvió delito ejercer el derecho constitucional de libre asociación.

Son estas Doctora María Mercedes algunas de las pruebas en las que sustentamos que Bancamia, la empresa que usted preside y orienta, viola sistemáticamente el derecho de asociación.

Cordialmente;

ASOCIACIÓN SINDICAL DE EMPLEADOS BANCARIOS DEL SECTOR FINANCIERO COLOMBIANO – ASEFINCO –

OLGA LUCIA RUIZ LÓPEZ
Presidenta

ASOCIACIÓN COLOMBIANA DE EMPLEADOS BANCARIOS – ACEB –

JUAN FRANCISCO SÁNCHEZ Z.
Presidente

Descargar comunicación en PDF , Aquí Comunicacion violacion al derecho de asociacion y CCT_Bancamia20170330_16364311_001

Share This