Seleccionar página

Compañeros se avecina el momento que todos hemos estado esperando, el de la negociación colectiva; estamos adelantando el procedimiento legal que empieza por la elaboración del pliego de peticiones, que no es otra cosa que el compendio de las aspiraciones de los trabajadores de DAVIVIENDA de las diferentes regiones del país, el cual será presentado al Banco en la oportunidad que para el efecto nos concede la legislación laboral.

Ya tenemos lista la denuncia de la convención colectiva anterior, que para nuestro caso se denomina Laudo Arbitral, la cual será presentada dentro de los 60 días anteriores al vencimiento del mismo, es decir a partir del 7 de octubre del año en curso; acto seguido presentaremos el pliego de peticiones ya mencionado, con lo cual se da inicio al conflicto laboral entre DAVIVIENDA y las organizaciones sindicales ACEB y ABC en representación de los trabajadores.

Con el pliego de peticiones y el respaldo efectivo de los trabajadores pretendemos ponerle freno a la inequidad y el maltrato del que venimos siendo víctimas quienes laboramos al servicio de este, que se constituye en el tercer banco privado más importante de Colombia, por su tamaño y el nivel de utilidades que reporta.

El ejercicio democrático del derecho de asociación no se debe limitar a pedir que se nos extienda el nefasto pacto colectivo, que amañadamente le impone el banco a sus trabajadores y la presentación del pliego de peticiones no es un simple ejercicio para justificar que la empresa le entregue al sindicato una determinada cantidad de dinero a título de auxilio sindical, si así fuera estaríamos incurriendo en un acto más de corrupción que los trabajadores nos empeñamos en combatir. ACEB que por estos días cumple 60 años de haber sido fundada por y para los trabajadores y la organización sindical ABC, que es nuestra hermana menor, presentamos el pliego con el objetivo primordial de mejorar las condiciones generales de vida y de trabajo, en un banco que acumula multimillonarias utilidades gracias a que a sus

trabajadores les desconoce el reconocimiento de elementales derechos de los que gozan quienes prestan sus servicios a entidades financieras de igual, e incluso menor importancia en el concierto nacional.

En ACEB, con el apoyo de todos los trabajadores nos proponemos superar el Pacto Colectivo existente, que se mejora o desmejora según las necesidades políticas del accionista mayoritario. Luchamos por una convención colectiva de trabajo que se incorpore a los contratos individuales de trabajo y que, mediante la negociación real de un pliego de peticiones procure conquistar lo que históricamente se nos ha negado.

El proceso de negociación que se avecina debe constituirse en un despertar de los trabajadores, no más terrorismo laboral, no más acoso, ni metas comerciales abusivas, hagámosle frente de manera organizada a los excesos que comete la alta dirección en contra de nuestros intereses, hagamos de Davivienda un lugar agradable para trabajar; todo esto será posible el día que derrotemos el miedo y decidamos unirnos masivamente en torno a un sindicato que verdaderamente interprete nuestras necesidades y luche para alcanzar las soluciones que requerimos los trabajadores.

¡EL FUTURO ES DE QUIENES SE ATREVEN A LUCHAR!

¡UNIDOS TODOS, SOLOS NADA!

DESCARGAR BOLETÍN EN PDF, AQUÍ

Share This