Seleccionar página

Apreciados compañeros:

Reciban un fraternal y caluroso saludo de la dirección nacional de la Asociación Colombiana de Empleados Bancarios (ACEB). Para quienes no conocen que es nuestra asociación y cuáles fueron los principios que inspiraron a sus fundadores, empezamos por contarles que, en septiembre de 1958 un grupo de aguerridos trabajadores de los bancos Comercial Antioqueño (hoy Banco ITAÚ) y Banco de Los Andes (hoy Banco de Bogotá), se embarcaron en la aventura de asociarse sindicalmente en momentos en que en Colombia no existían sindicatos en el sector financiero, animados por la necesidad de defenderse de los atropellos de los dueños de los bancos, entidades que eran casi todas de carácter regional y tuvieron el acierto adicional de constituirse en sindicato de industria, es decir como sindicato de los trabajadores de todo el sistema financiero; de ese momento a la fecha han pasado 62 años, valga decir que ACEB es más antigua que muchos de los bancos existentes en el país; nosotros, y sin el ánimo de ser arrogantes, hacemos parte de la historia de la banca y de los bancarios colombianos.

El sindicato es la suma de voluntades de trabajadores que consideran injusto y en muchos casos abusivo el trato que reciben de los dueños del capital, al sindicato, se supone, llegan trabajadores que desean ante todo liderar la defensa de los intereses de sus compañeros de banco, pero no existe un mecanismo que nos permita seleccionar a los afiliados, ni mucho menos hacerles un estudio de pre-afiliación, ya que el derecho de organización tiene rango de derecho fundamental, por lo menos así lo establece el Artículo 38 de la Constitución Nacional, de manera que ningún sindicato, salvo por razones excepcionales, puede negarle a un trabajador la afiliación, esto significa que los sindicatos no están exentos de que a sus filas lleguen personas, que se asocian con intereses distintos a los que guían al sindicato, aun cuando en muchos casos, esos intereses se camuflen tras supuestas buenas intenciones y mucha palabrería.

Los sindicatos no están integrados por personas perfectas, porque como quedó dicho, no somos comunidades confesionales, en los sindicatos se hace necesario apreciar la valía de las personas a partir del análisis de sus actos, antes que basarse exclusivamente en sus palabras; la persona más valiosa es aquella que tiene coherencia entre lo que dice y lo que hace; claro, este es el caso de nuestro sindicato en donde opera la verdadera democracia, que no siempre aplica a organizaciones de trabajadores.

En ACEB nos esforzamos permanentemente porque sus cuerpos directivos estén integrados por personas con principios y con un gran compromiso de clase, para ello desarrollamos permanentemente cursos de capacitación sobre todos los aspectos que puedan ser útiles a la formación de verdaderos líderes, pero esta es una tarea muy difícil, por el tamaño y la extensión de nuestra organización, que abarca todo el territorio nacional, lo cual dificulta el control sobre la actividad de todos y cada uno de nuestros dirigentes.

Las puertas de ACEB están siempre abiertas para permitir el ingreso de todos los trabajadores que vean en la actividad sindical la posibilidad de defenderse de la injusticia, el maltrato, los bajos salarios, la inestabilidad laboral y la sobrecarga laboral; por convicción, no dudamos un solo instante en tenderle la mano a quienes nos necesiten, ni nos ahorramos ningún esfuerzo para guiar de la forma más responsable a quienes acuden a nosotros en busca de orientación en materia de índole laboral, esto hace parte de la esencia de nuestros principios. Aquí luchamos por el mejoramiento constante del sindicalismo, por reivindicar y colocar en el sitial de honor que le corresponde a esta noble profesión que, bien practicada, le sirve enormemente a los trabajadores y a la democracia.

Bienvenidos todos los hombres y mujeres que se quieran sumar a esta empresa de los trabajadores, nuestro sindicato es realmente de los bancarios colombianos, en ACEB nos encontramos comprometidos para que el 100% de sus afiliados y especialmente de su dirigencia entienda plenamente esta apertura estratégica, por lo que ya quedó planteado en este mismo escrito, quien frente a las difíciles circunstancias que enfrentan los bancarios y los tiempos que se avecinan, no entienda la necesidad de contar con una organización fuerte y poderosa, lo cual implica el crecimiento del sindicato, y no vea con buenos ojos la llegada de nuevos afiliados, se equivocará y la realidad tozuda lo rebasará.

Insistiremos en este camino a pesar de que con métodos censurables se nos denigre a quienes, como en nuestro caso, tenemos una gran trayectoria de servicio a la comunidad y creemos que, si el sindicato no se renueva constantemente, tarde o temprano dejara de ser alternativa para la solución de la problemática que aqueja a los trabajadores. Los invitamos a sumar sus esfuerzos y sus iniciativas, para que entre todos logremos el gran sindicato único de industria que tanto necesitan especialmente quienes laboran en aquellos bancos donde no ha existido trayectoria sindical, como AV Villas, Davivienda, Caja Social, Colpatria, Occidente, entre otros, que son bancos con gran capacidad económica, mientras sus trabajadores escasamente tienen una que otra garantía extralegal, pero son víctimas de maltrato y permanente acoso laboral. Es momento de la unidad y del fortalecimiento sindical.

Compañeros de AV Villas, ACEB es de ustedes que también tienen derecho a garantías extralegales como las existentes en el Banco de Bogotá o en el Banco Popular, todos somos parte del principal conglomerado financiero, El Grupo Aval es uno solo, no es justo que dentro del mismo hallan trabajadores de primera, de segunda y hasta de tercera categoría en materia de derechos, unámonos, que solo la fuerza nos garantizará el respeto, que es en últimas lo que nos permitirá alcanzar los beneficios que merecemos, pero que no nos van a ser regalados, como no les fueron regalados a los trabajadores de los dos bancos ya señalados.

Es el momento de tomar el trascendental paso de asociarse sindicalmente, no espere a que se levante definitivamente el confinamiento obligatorio decretado a raíz de la presencia del Covid-19, si ya hay según el DANE, un 19.8% de trabajadores que con corte al 30 de abril han perdido sus empleos, es claro que lo que viene es algo impredecible y nadie está exento de ser víctima de los despidos indiscriminados, permítanos hacer parte de las soluciones que los trabajadores están reclamando, somos una organización ampliamente reconocida y respetada dentro del sistema financiero colombiano, concédanos el honor de contarlo dentro de nuestras filas, con la seguridad que no seremos un nuevo problema, haremos parte de las soluciones que requieren con urgencia los trabajadores colombianos.

Bogotá D.C., 1 de junio de 2020

Asociación Colombiana de Empleados Bancarios (ACEB)

Ingresa a www.aceb.org.co

Afiliación virtual ACEB , AQUÍ 

Share This