Seleccionar página

El día 17 de agosto, concluyó la primera prórroga de 14 días en el proceso de negociación del Pliego de Peticiones que estamos discutiendo con el Banco de Bogotá, desde el pasado 16 de julio. Ante el hecho de no haber logrado acuerdos importantes en aspectos centrales que contiene el pliego y la posibilidad de seguir realizando esfuerzos para lograr un acuerdo que beneficie a los trabajadores, nos hemos visto obligados a acudir a una nueva prórroga de 7 días permitida por ley.

Una vez terminados, si para ese momento no están dadas las condiciones para la firma de una nueva Convención Colectiva de trabajo, tendremos que convocar a la totalidad de empleados al servicio del Banco, a una votación escrita y secreta en la que deberán escoger la alternativa que consideren adecuada para solucionar el conflicto, que bien puede ser la huelga o tribunal de arbitramento.

Por ahora continuaremos con nuestra voluntad de llegar a un acuerdo que ponga fin al conflicto, siempre que el mismo sea realmente beneficioso para la gran masa de los trabajadores al servicio del Banco.

EN QUE POSICIÓN ESTÁN LAS PARTES

El sindicato presentó un pliego que contiene la posibilidad de resolver problemas concretos de los trabajadores, es decir, no son ni fantasías ni mucho menos peticiones que no sean suficientemente justificadas y si bien no pretendemos soluciones ideales, si consideramos ¡urgente! abordar su negociación. En función de llegar a un acuerdo, hemos realizado varios movimientos, acompañados de la mayor voluntad de propiciar la solución final.

El Banco que comenzó planteando un categórico no a nuestra petición de desaparecer el Capítulo 3, ha ido haciendo pequeños movimientos, que, por lo mismo, mantienen alejadas a las partes impidiendo que se puedan suscribir acuerdos.

En el escenario descrito y frente a las expectativas de los trabajadores sobre la firma de una nueva Convención se dificulta la posibilidad de llegar a un acuerdo por lo siguiente:

En cuanto al Capítulo 3, a medida que transcurre la negociación se reafirma la postura del banco centrada en negarse a presentar alternativas para dar una salida. Hay detalles aparentemente insignificantes que demuestran que el banco lo que pretende es una negociación en términos claramente regresivos, tales como no querer unificar el auxilio de almuerzo y de transporte, ni la prima de residencia para San Andrés y Providencia, y como estos, muchos otros. En otras palabras, pretende abaratar la carga prestacional, discriminando trabajadores con un solo propósito, generar mayores ganancias para su súper poderoso propietario.

La posición del banco a través de sus representantes en mesa, es inaceptable, no solo porque el Banco realmente tiene como atender nuestras aspiraciones porque además resultarán favorecidos por el nuevo gobierno, a través de sus anunciadas políticas de reforma tributaria, con las que se rebajará la carga impositiva (impuestos) a los empresarios y se impondrán nuevas contribuciones a los trabajadores.

Dejamos constancia pública frente a la postura del banco que persiste en su mezquina política de obtener ganancias a costa del sacrificio de los trabajadores, lo cual llegará inexorablemente a un punto donde no se pueda suscribir acuerdos y, en consecuencia, no nos quedará otra alternativa que agudizar el conflicto, acudiendo al uso de las facultades que nos permite la Ley, con el consecuente perjuicio para las partes pues no seremos únicamente los trabajadores los damnificados.

Y LO QUE SIGUE

El sindicato está haciendo ingentes esfuerzos, por alcanzar un acuerdo de manera directa y sin intermediarios. Pero no cualquier acuerdo, sino uno que contribuya sustancialmente al proceso de desaparecer la brecha entre los trabajadores antiguos y los que se rigen por el capítulo 3. Por cuenta de ello, los trabajadores del Banco de Bogotá en general y particularmente los cobijados por el mencionado capítulo, ya pagamos el costo que esto representó. Por ello, exigimos al Banco de Bogotá y a sus representantes en mesa de negociación, abandonar los apetitos desmedidos de enriquecimiento y, por tanto, rechazamos el argumento del banco, centrado en que la situación no es la mejor y que los trabajadores debemos cargar con dificultades tales como el no cumplimiento del crecimiento proyectado entre otros argumentos.

Les recordamos el compromiso y la responsabilidad social que como sector empresarial les asiste con los trabajadores, verdaderos gestores de la inmensa fortuna que ha amasado su propietario.

Preparémonos, para que llegado el momento y como siempre, de ser necesario, demostraremos de qué estamos hechos, este sindicato profesa las buenas formas, el diálogo y otros temas como la cultura, pero no por ello nos vamos a dejar bailar.

JUNTA DIRECTIVA NACIONAL ACEB

COMISIÓN NEGOCIADORA ACEB

VIVA NUESTRO JUSTO PLIEGO DE PETICIONES
VIVA LA UNIDAD COMBATIVA DE LOS TRABAJADORES
NO ESTAMOS MENDIGANDO, EXIGIMOS INMEDIATA SOLUCIÓN AL CONFLICTO

DESCARGAR EN PDF, AQUÌ

 

Share This