Seleccionar página

Habla Alejandro Figueroa, presidente del Banco de Bogotá. Ahora, apuesta por crédito para vivienda.

DIRECCION  DEL BNCO DE BOGOTÁCumplir 145 años es un logro que muy pocas entidades en Colombia pueden mostrar, y menos aún con indicadores financieros sólidos que le permitan seguir apostando “por sacar adelante al país, como hasta ahora lo han hecho”.

Así resume Alejandro Figueroa Jaramillo la trayectoria del Banco de Bogotá, entidad que preside desde hace 27 años y que hoy ratifica, una vez más, su compromiso de servicio con las personas, los empresarios y la Nación.

“El banco es un patrimonio de la Nación, y esta es una fecha significativa porque llevamos 145 años trabajando juntos para sacar adelante al país”, enfatizó el ejecutivo al dar inicio a las actividades que harán parte de la celebración del casi siglo y medio de operaciones.

Las puertas del banco se abrieron al público el 15 de noviembre de 1870, siendo la primera institución financiera del país.

Hoy no solo cuenta con una amplia cobertura del territorio nacional a través de sus 1.477 oficinas, 3.375 cajeros electrónicos y cerca de 10.100 corresponsales bancarios, sino que tiene presencia en 12 países, entre los que se destacan Panamá, Costa Rica, Nicaragua, Honduras, El Salvador, Guatemala, México y Estados Unidos.

Aunque la conmemoración de los 145 años de trayectoria se da en medio de una menor dinámica de la economía colombiana, para Figueroa Jaramillo esto no implica un obstáculo que impida la continuación de la apuesta de la entidad por el desarrollo del país.

Por eso se comprometió a aportar no menos de 6 billones de pesos al financiamiento de las obras de infraestructura de cuarta generación anunciadas por el Gobierno y que prometen sacar del atraso en que se encuentra la Nación en ese frente.

“Estamos atentos de los cierres financieros de los proyectos para luego entrar en la puja con los demás establecimientos de crédito”, advirtió el presidente del Banco de Bogotá.

Destacó además la solidez del sistema financiero colombiano, aspecto fundamental en la actual coyuntura en la que la economía del país da señales de enfriamiento.

“El país crecerá menos, pero estamos bien. El sector financiero colombiano está sólido, fortalecido y con buenos niveles de calidad de cartera”, dijo.

Ante esta situación, el directivo hizo un llamado a la prudencia en materia crediticia, pues recordó la responsabilidad que como banqueros tienen frente al ahorro del público, por lo que enfatizó: “También debemos serlo con los desembolsos”.

El banco, que en los últimos años ha hecho una apuesta por el crédito para vivienda, tiene previsto efectuar desembolsos con ese propósito del orden de los 500.000 millones de pesos, señaló el directivo.

EL TIEMPO

9:02 p.m. | 26 de mayo de 2015

Share This