Seleccionar página

ACUERDO-LABORAL

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Por decisión de la quincuagésima quinta asamblea nacional de nuestra Organización sindical, realizada del 1 al 5 de junio del año en curso, presentamos pliegos de peticiones a Corpbanca y Banco de Bogotá el 17 de julio del mismo año, dando inicio a la discusión el pasado 24 de julio. Estas negociaciones se desarrollaron a lo largo de 40 días calendario en el caso del Banco de Bogotá y unos días menos en Corpbanca.

En el Banco de Bogotá actuó ACEB como único sindicato y en Corpbanca lo hizo acompañado de UNEB y ADEBAN, las dos negociaciones fueron supremamente difíciles por la posición intransigente asumida por los bancos, que alegaban a su favor no disponer de la solidez necesaria para asumir las peticiones de los trabajadores. Sin embargo, una decisión férrea, un manejo prudente pero firme, la experiencia de una dirección caracterizada por su unidad y equipos de negociadores disciplinados y con gran conocimiento, lograron imponerse y crear las condiciones para la firma de nuevas convenciones colectivas de trabajo que representan indiscutibles avances para los trabajadores.

BANCO DE BOGOTA

En el caso del Banco de Bogotá, estuvo argumentando hasta último momento, que el punto de referencia eran las negociaciones de los Bancos: POPULAR que firmó en diciembre un incremento salarial del 6.8% y AV VILLAS que en el mes de julio firmó un aumento del 6.5%. No obstante, la intencionalidad del banco de esgrimir el argumento de que esos dos bancos pertenecían al Grupo AVAL de Luis Carlos Sarmiento Angulo; ACEB demostró que la negociación referente era la de BANCOLOMBIA donde se firmó el 7%.
Otro problema y tal vez el más serio, lo representó la necesidad de seguir avanzando en el desmonte del Capítulo 3 de la convención, finalmente logramos firmar en la madrugada del día 29 de agosto, una nueva convención colectiva que implica un aumento salarial general para todo el personal convencionado del 7.33% para el primer año, IPC+2.2% para el segundo e IPC+2.5% para el tercer año, con incrementos en todos los auxilios en el equivalente a los aumentos salariales de cada año.
Los avances más significativos los constituyen los acuerdos en materia de jornada laboral, toda vez que se pactó un horario para todo el país a partir de la vigencia de la convención, de 42 horas y 30 minutos, 5 días a la semana y 1 hora de almuerzo, en aquellas ciudades donde esté establecida o se establezca la jornada continua, dejando claro que todo trabajo que se realice fuera de esta jornada se reconocerá con el pago de horas extras. Este acuerdo pone fin a la polémica que venía sosteniéndose con la dirección del banco, desde hace más de 30 años, al erradicar las prácticas abusivas y arbitrarias de algunos jefes que venían imponiendo jornadas indeterminadas.
En cuanto al mecanismo para citar a descargos, se logra dejar en claro que de ahora en adelante el trabajador cuenta con 3 días hábiles para presentar sus descargos y que anexo a la carta de citación, el banco le debe allegar las pruebas que disponga para que el trabajador las pueda controvertir. Si llegado el caso se impone una sanción, el imputado (sancionado) la puede apelar dentro de las 72 horas siguientes de manera sustentada.
Se incrementaron de manera significativa los valores de los préstamos de vivienda, donde en lo sucesivo las hipotecas tendrán el carácter de abiertas, lo cual permitirá que esta hipoteca sirva para respaldar el segundo y tercer crédito.
Respecto al Capítulo 3, se acordó unificar la prima semestral en manera gradual, de tal forma que para el segundo año de vigencia en todo el banco, la prima será igual en cuanto al monto y fecha de pago. Otro tanto se pactó para la prima de vacaciones referente a su valor y al tiempo de disfrute del periodo vacacional. Para los auxilios igualmente se acordó desarrollar una gradualidad que al final de esta nueva convención, lleva a que solo se tenga una diferencia del 30% entre trabajadores antiguos y trabajadores nuevos, quedando pendiente por resolver solamente el desmonte de este 30% y la igualación de la prima de antigüedad, lo que permite que en el inmediato futuro, el sindicato pueda centrar todo su esfuerzo en la promoción de la convención sin la presión de tener que desmontar esa inequidad.
BANCO CORPBANCA
En este Banco la intervención de ACEB fue determinante para darle salida al proceso de negociación, que en varias reuniones se estancó por las sólidas y muy distantes posiciones que asumieron, tanto los sindicatos como la Dirección del banco. En la madrugada del 26 de agosto se firmó una convención que incluye importantísimos acuerdos en los diferentes componentes de la convención y en el tema salarial para el primer año un incremento del 7.17% ponderado que permite que el 94 por ciento del personal convencionado reciba el 7.33% e IPC + 2.2% para el segundo año y lo más importante, se conserva la vigencia a dos años.
LO QUE FALTA
Aún quedan por resolver las negociaciones de los bancos GNB SUDAMERIS y BANCAMIA, el primero porque el banco se ha dedicado a promover unas discusiones interminables sobre el contenido de la convención, pretendiendo darle cabida a la existencia de nuevos sindicatos, como si su interés fuera promover la dispersión de sus trabajadores. Debido a las fusiones que se produjeron entre los bancos Tequendama, Sudameris y HSBC, existen tres regímenes convencionales las cuales tienen sustanciales diferencias prestacionales, hecho que nos impulsa a eliminarlas sin que hasta el momento lo hayamos logrado dada la nula voluntad del banco.
En BANCAMIA, no se ha logrado ningún acuerdo debido a que sus representantes, no han hecho más que llorar durante todo el proceso, argumentando que por tratarse de una banca de microcrédito no tienen la solidez para asumir una convención colectiva, pero sí la tienen para alimentar una burocracia con multimillonarios salarios y atribuirse facultades a la hora de maltratar a los trabajadores, ya sea a través de citación a diligencia de descargos o despidos sustentados en hechos ficticios. Para todos los colombianos es claro que este tipo instituciones financieras no despliegan una actividad social propiamente dicha y prestan a intereses que rayan en los límites de la usura.
En BANCAMIA la actividad sindical se sustenta y justifica ampliamente por la política antisindical que caracteriza a su dirección, por la represión de la que son víctimas sus trabajadores, por el desconocimiento de las normas legales en detrimento de sus empleados y por la violación inexplicable que el Banco hace de los acuerdos contraídos en materia de metas comerciales y de los incentivos que debe pagar por el cumplimiento de las mismas.
La Dirección Nacional de ACEB agradece a los trabajadores por su voto de confianza y por el respaldo brindado a este difícil proceso de negociación, igualmente felicita a todos los dirigentes que a nivel nacional mantuvieron un permanente estado de agitación que obligó a los bancos a cambiar de actitud frente a nuestras peticiones y hace un reconocimiento muy especial a los diferentes compañeros y compañeras que hicieron parte de las comisiones negociadoras por su dedicación, empeño y disciplina mostrado a lo largo de las negociaciones.

 

ASOCIACIÓN COLOMBIANA DE EMPLEADOS BANCARIOS

JUNTA DIRECTIVA NACIONAL 

JUAN FRANCISCO SANCHEZ Z.       MARÍA VICTORIA CORTES G.

    Presidente                                  Secretaria General

Share This