Seleccionar página

CorterosComo un triunfo de la lucha sindical calificaron voceros sindicales el acuerdo logrado en el Ingenio Risaralda, por el cual los directivos de éste, tras 5 días de huelga decretada por la subdirectiva de Sintrainagro, se comprometieron a formalizar el empleo de los 800 corteros que prestan allí servicios, quienes harán parte de la nómina de una empresa filial que el ingenio creará para tal fin.

O sea que la contratación ya no se hará mediante SAS, como hasta ahora lo ha hecho el ingenio, sino que se implementará el mismo modelo con el cual en años pasados se hizo la formalización en los ingenios azucareros del Valle del Cauca.

Pero si bien el acuerdo representa un triunfo de la huelga de los corteros, el precio no fue menor, pues todavía permanece en cuidados intensivos, y con pronóstico reservado, Carlos Ossa Trejos, uno de los 5 corteros heridos durante el ataque que el miércoles en la madrugada perpetró un escuadrón del Esmad contra un grupo de corteros que dormía en carpas en las afueras del ingenio. Ossa Trejos sufrió una profunda herida con exposición de masa encefálica, que hoy lo tiene entre la vida y la muerte.

El acuerdo se logró tras una larga e intensa reunión que sostuvieron las directivas del Ingenio Risaralda; el Viceministro de Relaciones Laborales, Enrique Borda; delegados sindicales encabezados por los presidentes de la CUT Nacional y de Sintrainagro, Luis Alejandro Pedraza y Guillermo Rivera respectivamente; y miembros del gobierno de Risaralda, entre otros.

La empresa que se creará vinculará a los corteros con contratos a término indefinido, con todos los derechos salariales, laborales y prestacionales. A ella podrán ingresar tanto los afiliados a Sintrainagro como a las otras organizaciones sindicales. Se constituirá en un plazo máximo de dos meses y medio, con garantía de estabilidad laboral para los corteros durante el periodo de transición.

Asimismo, el Ingenio Risaralda desiste de efectuar acciones civiles o penales contra el sindicato o trabajadores, y no reclamará daños ocasionados por el bloqueo y el enfrentamiento con el Esmad. También adelantará las gestiones necesarias para procurar un auxilio económico a la familia Ossa Trejos, sin que ello signifique que acepte responsabilidad alguna en la ocurrencia de los hechos.

Sin embargo, según lo aseguró Digo María Osorio, fiscal de la CUT Risaralda presente en las negociaciones, por parte del sindicato ya se formuló denuncia penal contra los responsables del brutal ataque en que resultó herido Ossa Trejos. “Pues la suerte de ese compañero alguien la tiene que pagar”, señaló. Además, denunció, durante el ataque del Esmad se perdieron dos millones de pesos que los corteros en huelga habían recogido como solidaridad.

El problema de los tajos

Otro importante punto logrado en la mesa de negociación tiene que ver con el compromiso del Ingenio Risaralda a buscarle una solución al problema de los tajos que les asigna a los corteros.

Ocurre que desde principios de este año el ingenio viene implementando el corte mecánico de la caña, lo que ha reducido el corte manual en unas 2.000 toneladas diarias, con la consiguiente merma en los ingresos de los corteros; siendo los más afectados los afiliados a Sintrainagro, a quienes les programa menos área de corte que a los corteros directos o afiliados a otras organizaciones, como una forma, según Osorio, de discriminación sindical, a fin de desanimarlos e instarlos a abandonar el sindicato.

Un cortero de la empresa se puede ganar 900 mil o hasta un millón de pesos, mientras que los afiliados a Sintrainagro solo pueden acceder al salario mínimo, y algunos ni lo logran. Pero no porque no sean capaces de ganar más sino porque no les dan más metraje para el corte. También bregaremos para que se les respeten las 8 horas de trabajo”, indicó el fiscal de la CUT Risaralda.

A este respecto la empresa garantizará que en la distribución del corte se aplique el principio de igualdad y no discriminación, y que se revisen los pagos de la seguridad social. Para ello habrá interventores técnicos y administrativos nombrados por el ingenio.

Y un último punto para resaltar del acuerdo, es la suspensión de los procesos disciplinarios que la empresa venía adelantando, y el nombramiento de una comisión para reintegrar el grupo de corteros vinculados a las SAS despedidos el año pasado, más de 40. Por lo pronto se decidió que 5 de ellos sean reintegrados de inmediato.

 

Publicado 9 de marzo 2015. Agencia de Información Laboral – ENS

 

Share This