Seleccionar página

LAS PÓLIZAS CONVENCIONALES DE SALUD EN SERIOS PROBLEMAS (2)Por los años 60´s mediante huelgas promovidas y dirigidas por nuestra organización sindical, los trabajadores bancarios colombianos conquistamos un mecanismo que nos permitía ayudar a resolver problemas de salud, ese mecanismo se denominó póliza de salud y para ello se contrataron los servicios de compañías especializadas, como lo fue Seguros Médicos Voluntarios, compañía que mediante la participación de una agencia corredora de seguros, permitió a los trabajadores afiliados y a sus familias atender problemas relacionados con hospitalización y cirugía. Con el paso del tiempo y producto de la competencia que generó la aparición de nuevas aseguradoras que se enfrentaron por el control del mercado, las pólizas poco a poco fueron ampliando las coberturas y entraron a ofrecer servicios propios de las EPS, lo cual incentivó a los trabajadores a dejar de acudir a la EPS y en su lugar empezar a tomar los servicios de las pólizas; pero vino la ley 100/93 que convirtió la salud en un vulgar negocio, consecuencia de lo cual el modelo de salud de los colombianos entro en la más profunda crisis, la cual aunada al flagelo de la corrupción, dejo a los trabajadores sumidos en el desamparo total en esta materia.

Hace ya muchos años desapareció la aseguradora Seguros Médicos Voluntarios, que fue la primera compañía en manifestar que el modelo de las pólizas había dejado de ser rentable para la aseguradora lo cual la obligo a dejar de contratar tal mecanismo, entro a jugar Colseguros que con el tiempo transfirió esa responsabilidad a la compañía alemana denominada ALLIANZ S.A., que al poco tiempo empezó a amenazar con retirarse del negocio alegando que los altos niveles de siniestralidad, hacían inviable la continuidad de su presencia en ese segmento de los seguros (pólizas).

El tema de conseguir una aseguradora es muy complejo, por varias razones: de un lado y tal vez el aspecto más importante del asunto lo constituye el hecho que los sindicatos pactamos es una prima con la cual se sale al mercado a buscar a la aseguradora que oferte servicios, ese es el primer obstáculo ya que generalmente esa prima no es suficientemente atractiva, de otro lado la póliza no se asimila ni a un plan complementario de salud, ni mucho menos a lo que se conoce como medicina prepagada, por la elemental consideración que estos dos servicios son de muy alto costo, lo que impide a los trabajadores convencionados asumir su pago, así este sea compartido con el patrón.

Un problema adicional lo constituye el encontrar una aseguradora que realmente tenga cubrimiento nacional, porque nada se gana con una póliza que solo preste servicios en algunas capitales cuando los trabajadores prestan servicios en regiones apartadas lo que los privaría del beneficio. Hay empresas que ofrecen servicios, pero los mismos son muy reducidos en cuanto a reconocimientos, pero además cobran unas primas que los banqueros han dicho, no están dispuestas a asumir.
Otro aspecto del problema es que se ha vuelto tendencia que los trabajadores solo se afilien a la póliza para amparar a sus padres que generalmente son de avanzada edad y por tanto muy propensos a presentar enfermedades de alto costo y en algunos casos las denominadas catastróficas que impactan muy negativamente la viabilidad de estas pólizas.

Otra situación tiene que ver con la tendencia de los jóvenes, que hoy son inmensa mayoría en los bancos, a no interesarse por estos temas, lo que hace que si quienes gozan de buena salud no se afilian y solo lo hacen los potenciales enfermos, la póliza que para la aseguradora debe ser un negocio, deje de serlo.

Hoy los trabajadores de todos los bancos nos encontramos frente a la eventualidad de dejar de recibir estos beneficios, ya en el BBVA se presentó algo parecido y se logró una solución transitoria, en el Banco de Bogotá se está tratando por todos los medios de convencer a ALLIANZ para que renueve la póliza, pero las posibilidades de lograrlo son muy escasas, seguirán CORPBANCA y GNB SUDAMERIS.

Estamos como sindicato haciéndole seguimiento a las negociaciones de los Bancos con esta aseguradora y llamamos a los trabajadores a estar en estado de alerta sobre lo que nuestra organización sindical oriente para enfrentar este nuevo problema.

Bogotá D.C., 27 de enero de 2017

Share This