Seleccionar página

LA PRUEBA DEL POLIGRAFO

Sergio-GarciaPor: Sergio David García Osorio

EN QUE CONSISTE.

Las prueba del polígrafo consiste en aquella prueba realizada mediante un aparato que por medio de unos electrodos colocados a la persona que es sometida a esta prueba, mide las variaciones emocionales, tales como la presión arterial, el ritmo cardiaco, la respiración y la resistencia eléctrica de la piel, y de acuerdo a la variación registrada en los momentos de la formulación de preguntas, se determina si una persona dice la verdad o miente.

ILEGALIDAD DE SU APLICACIÓN POR PARTE DE LOS EMPLEADORES.

Como estos resultados no son confiables ya que pueden variar por condiciones médicas o emocionales al punto que por el grado de confiabilidad no es una prueba legalizada en nuestro país, por ello no es aceptada como medio de prueba por las autoridades judiciales.

Si bien es cierto que no existe una ley que prohíba su utilización por parte del empleador, en nuestro código laboral el numeral 5 del artículo 57 consagra la obligación del empleador de guardar absoluto respeto a la dignidad personal del trabajador, de igual forma en el numeral 9 del artículo 59 establece el legislador la prohibición al empleador ejecutar o autorizar cualquier acto que vulnere o restrinja los derechos a los trabajadores o que ofendan su dignidad.

Lo que puede resultar vulnerado mediante la prueba del polígrafo es la dignidad humana del trabajador, y en el entendido que estamos haciendo referencia a una triple naturaleza de derecho fundamental, toda vez que es, un derecho fundamental de todo ser humano, un principio constitucional y un valor fundamento de todo el universo legislativo colombiano, acorde a lo expresado por la honorable corte constitucional con ponencia del Magistrado Nilson Pinilla sentencia T-940 de 2012. Se colige por tanto, la prohibición para el empleador por recaer sobre él, incondicional deber de respeto a la dignidad del trabajador.

Siguiendo con la línea jurisprudencial entendida esta como fuente formal de derecho tenemos que el Consejo de Estado con relación al tema mediante sentencia 00563-008 del 20 de agosto de 2009 se pronunció así:

“Para el a quo, el polígrafo solo registra los cambios neurofisiológicos del individuo ante una mentira; que el hecho de entender dicha práctica como prueba, desconoce principios fundamentales máxime si dicho medio no está autorizado por el ordenamiento jurídico del país”.

En el mismo sentido la Corte Suprema de Justicia Sala de Casación Penal, proceso 64 del de agosto de 008, ha señalado:

“La Corte encuentra peligros enormes frente a la libertad y a la dignidad del sujeto si se admite la utilización del polígrafo como medio de prueba, contribuye a afianzar más el fin que los medios, debido al dramático proceso de instrumentación a que se somete a la persona, de quien se extrae mediciones tomadas del monitoreo de las reacciones del sistema nervioso autónomo, para convertir al propio individuo en un instrumento de corroboración de una verdad a la que debe llegar la administración de justicia con absoluto respeto por la dignidad humana”.

Siendo la prueba del polígrafo por tanto un acto donde no se cuenta con el consentimiento del trabajador, entendido este como el acto libre, voluntario y carente de cualquier vicio de coacción, además se vulnera como ya se dijo el derecho fundamental a la dignidad humana del trabajador.

De lo aquí anotado se concluye sin temor a equívocos la obligación del empleador a desarrollar sus acciones dentro del marco de legalidad constitucional señalado.

Share This