Triunfo histórico que invita a la cordura y a mirar el futuro con optimismo

Gracias trabajadores bancarios, gracias, compañeros y compañeras dirigentes de ACEB a nivel nacional este triunfo es de ustedes, ustedes lo hicieron posible.

La dirigencia de la Asociación Colombiana de Empleados Bancarios -ACEB- comparte el regocijo y la inmensa alegría que produce el haber logrado que los trabajadores bancarios entendieran la importancia de hacerle frente al continuismo y cerrar filas en torno a un candidato presidencial que realmente interpreta las necesidades de los colombianos.

Gustavo Petro, por su trayectoria, conocimiento del país y su posición al lado de los pobres de Colombia, estaba en condiciones de librar la descomunal batalla que significaba intentar derrotar a las castas dominantes que mantienen postrada a nuestra nación desde hace 214 años. La tarea fue realmente muy difícil pero hoy podemos decir, lo logramos, derrotamos a la maquinaria corrupta y hoy tenemos un presidente de la República de extracción popular, con una amplia trayectoria de servicio a las clases más necesitadas y con la capacidad y decisión para echar las bases de la transición hacia un país justo, donde se respete la vida, donde las diferencias de opinión no le cueste la vida al que piensa distinto y donde el país transite por los senderos del progreso y la verdadera democracia.

Tarde o temprano los que gratuitamente se habían declarado uribistas (rodolfistas para el caso de esta contienda electoral), nos tendrán que dar la razón, tendrán que aceptar que hicimos lo correcto, que nos expusimos, nos atrevimos, pero valió la pena, los caros intereses del pueblo colombiano así lo exigían. Por tanto, fue un peligroso riesgo que había que correr y lo corrimos. Hoy nos sentimos orgullosos de haberlo hecho.

Ganamos, ganó Colombia, el 19 de junio de 2022 quedará grabado en la historia, en letras de molde, como el día en que el pueblo colombiano se levantó y derrotó a los corruptos de toda la vida.

Estamos emocionados, pero esta condición no nos puede alejar de la realidad en que el uribismo y sus áulicos empotrados en el poder dejan a nuestra patria. Gustavo Petro Urrego recibe una nación hipotecada, con una deuda externa de más de US$ 175.106 millones lo que obliga a invertir el 49.4% del PIB para el pago de esa deuda. Las cifras oficiales dan cuenta de un incremento del 14% en la deuda externa y que en los meses de marzo a abril del presente año esa deuda aumentó en US$ 2.412 millones. Esta deuda que se hereda y que sirvió fundamentalmente para alimentar la corrupción es dinero que se debe pagar con el aporte de todos los colombianos.

La deuda se tasa y se paga en dólares, lo cual aunado a una inflación galopante, hace muy difícil desarrollar políticas de inversión, por tanto, pensar que el nuevo presidente va a realizar milagros en la grave situación social es algo que se debe mirar de manera realista.

Petro como economista, como parlamentario estrella, estudioso como nadie de la realidad de Colombia, va a realizar todas las transformaciones que sean posibles, de eso estamos seguros y con base en ello le deseamos los mayores logros en favor del pueblo colombiano, especialmente de aquellos que hoy no tienen un empleo, no cuentan con un techo y sortean todo un drama para poder adquirir los alimentos diarios.

Colombia cuenta con millones de hectáreas improductivas, si se logra que sus dueños las pongan a producir, se estará frenando la importación de los productos básicos de la canasta alimentaria y por ende habrá comida a precios razonables, para todos los ciudadanos.

QUE GANAMOS LOS TRABAJADORES

El presidente Petro, ha dicho insistentemente que hará realidad el ESTATUTO DEL TRABAJO, contemplado en la Constitución de 1991, que la burguesía colombiana se ha negado históricamente a implementar, se revisarán las formas de contratación laboral, que tienen en la quiebra a la seguridad social y que no permiten a los trabajadores embarcarse en proyectos económicos de largo plazo, como la vivienda o la educación profesional, entre otros.

El solo hecho que los proyectos regresivos que el gobierno de IVÁN DUQUE se vio obligado a engavetar, producto del levantamiento popular de los años 19, 20 y 21, pero que constituían una deuda contraída con los empresarios, como parte de pago del respaldo que estos le dieron al Centro Democrático en las elecciones del año 2018, ya son un gran avance que no se hubiese logrado, en caso de haber ganado el continuismo.

Al ponerse al frente del Ministerio del Trabajo un ministro que no es de la cuerda de los empresarios, necesariamente casos como la solicitud de permiso para despedir 288 trabajadores del Banco ITAÚ, debe tomar otro rumbo, debido a que el nuevo gobierno propende por la generación de empleo, no por aumentar el número desocupados. En materia de pensiones se archiva la aspiración de los dueños de los fondos privados que pretendían equiparar a COLPENSIONES a un fondo privado más, ya la modalidad de Prima Media con Prestación definida no desaparecerá y por el contrario se fortalecerá un mecanismo de pilares, que garantizará pensiones, a los trabajadores de ingresos promedio (menos de 4 sml), manejadas por el fondo estatal y habrá pensión para el adulto mayor, estas entre otras muchas medidas en favor del empleo.

Tenemos que cambiar el chip, venimos de décadas de sometimiento, de postración y de sucesivas reformas laborales que paulatinamente nos fueron cercenando derechos, la tendencia ahora debe cambiar, gústele o no a los dueños del país, pero ahora nuestra lucha es por la defensa de un gobierno proclive a los trabajadores y al pueblo colombiano, el reto es grande, pero debemos entender que tenemos gobierno y nos tenemos que hacer respetar.

Con la misma voluntad y compromiso exhibido el pasado 19 de junio, hoy debemos salir a defender nuestro triunfo y en ese empeño la ACEB no vacilará en ponerse al frente de ese noble propósito.

ACEB HOY MÁS GRANDE QUE NUNCA, EL FUTURO ES DE QUIENES NO CLAUDICAMOS NI EN LAS PEORES CIRCUNSTANCIAS.

¡VIVAN LAS MUJERES BANCARIAS, VIVAN LAS SECCIONALES ORGULLO DE LOS TRABAJADORES COLOMBIANOS!

Bogotá D.C., 22 de junio de 2022

ASOCIACIÓN COLOMBIANA DE EMPLEADOS BANCARIOS ACEB

JUAN FRANCISCO SANCHEZ Z. MARÍA CONSUELO BAUTISTA C.

       Presidente                                   Secretaria General